En la red existen muchos “profesionales” que te ofrecen una web por 90€, 100€… Efectivamente te van a hacer una web por ese precio pero vas a recibir lo que pagas, ni más ni menos. También encontrarás otros profesionales con una dilatada experiencia que te pueden pedir por una web 3000€ o 5000€.

Cada cual es muy dueño de poner los precios que considera oportunos, por supuesto. Pero hay 2 cosas que tanto profesionales como clientes debemos entender y tener en cuenta:

  1. Los profesionales web no somos de “Informáticos sin fronteras”
  2. Los clientes no sois “La gallina de los huevos de oro”

Ten en cuenta que un profesional informático (o de cualquier otro sector) ha dedicado una cantidad importante de tiempo, recursos y dinero en el aprendizaje y desarrollo su trabajo, para poder ofrecerte un servicio de calidad. Y eso tiene un precio.

Por otro lado pedir una cantidad muy elevada de dinero por un proyecto web debe estar muy, pero muy justificado, para que un cliente considere necesario pagarlo.

Lo barato sale caro

Hay que tener especial cuidado con las empresas que te ofrecen hacerte tú mismo de forma gratuita o por muy poco dinero al mes tu propia web. Te crean una falsa idea de que estás ahorrando dinero, pero no es así, ¿Por qué?. Con estas herramientas no creas realmente una web, sino un “sucedáneo” en muchos casos con un diseño que duele a la vista y con el que consigues espantar a los posibles clientes que visitan tu web. Estas empresas se conforman con cobrarte su mensualidad que, aunque baja, la suma a final de año es un gasto importante a cambio de recibir poco o nada, a riesgo de dañar la imagen de tu empresa.

En definitiva, quienes realmente se benefician y te agradecen que utilices este tipo de herramientas son tu competencia.

Hablamos de la imagen de tu negocio

Una web no es sólo un conjunto de textos y fotos que aparecen en la red. Una web, tu web, representa a tu empresa en internet. Es un escaparate por el que pasan millones de personas al día. Algunas pasan de largo y otras se paran a mirar para ver qué ofreces.

La imagen que des de tu negocio en internet debe de estar tan bien cuidada como la de tu empresa física. Por eso es muy importante que la web esté bien diseñada por fuera y por dentro, tanto si te la hace un amigo como si confías el proyecto a un profesional.

Coste versus valor

Entonces, ¿Cuánto cuesta una web?. Si esta es la primera pregunta que haces cuando buscas una empresa de diseño web siento decirte que no es la pregunta correcta. ¿Por qué? Ya te hemos dicho que tu web representa a tu empresa en internet, por lo que realizar una web no debería ser para ti un gasto, sino una inversión: estás invirtiendo en TU NEGOCIO.

Por otro lado, valorar el precio de un proyecto es complicado, ya que depende de muchos factores: qué tipo de web va a ser, cuántas páginas va a tener, quién proporciona los textos y las fotos, si necesita mantenimiento o no…

Cada cliente es distinto, con necesidades diferentes. No obstante, para que te hagas una idea de lo que vale una web realizada con nosotros te daré un par de ejemplos: una web corporativa estándar autogestionable vale sobre unos 450€-750€ y una web básica (Quienes somos, Nuestros productos, Contacto) o un blog personal vale sobre unos 250€-350€. A partir de aquí, estudiamos tu caso y valoramos lo más ajustado posible tu proyecto para que no pagues ni un euro de más del necesario. Si lo deseas, puedes ponerte en contacto con nosotros y te haremos un presupuesto acorde a tus necesidades y las de tu negocio.