Como dice un buen amigo mío: Si no puedes vender cara a cara, difícilmente podrás vender por internet. Internet es una gran oportunidad, magnifica nuestro mercado, multiplica nuestros recursos, pero no obra milagros. Con millones de personas vendiendo productos o servicios vía internet y millones de personas comprando por internet, para ganarte un lugar debes aplicar todas las técnicas de ventas tradicional disponibles y aplicarlas a tu negocio online.

Por supuesto, existe un gran interés en vender en internet, pero debes tener en cuenta que estarás compitiendo con grandes empresas con poder de marca, que también estén vendiendo sus productos online. Con presupuesto para desarrollar grandes campañas de difusión de sus productos, con profesionales dedicados al cien por ciento a esto.

Mercado

Antes que nada debes identificar una necesidad. Si decides incursionarte en las ventas de internet es porque tienes una idea de lo que vas a vender. Pero debes investigar si tu idea funciona, si existen consumidores, quién es tu competencia, qué hace tu competencia, cuántos son. No es lo mismo ingresar a un nuevo mercado que a uno ya saturado. Si vas a ingresar a un mercado en donde ya hay miles vendiendo el mismo producto, debes diferenciarte.

Puedes pensar que no tienes el presupuesto para hacerlo. Hoy internet nos ofrece herramientas maravillosas y gratuitas para esto. Google Trends, Redes Sociales, plantillas para encuestas,… todo al alcance de la mano. La información hoy más que nunca nos llega en tiempo real. Con sólo leer la sección de comentarios de algún artículo o noticia compartida por algún medio de comunicación, podrás leer acerca de lo que siente, busca, desea la comunidad. A falta de recursos, mayor ingenio.

Producto o Servicio

Una vez que sabes lo que vas a vender debes definir cómo hacerlo. Si vas a vender productos debes conseguir proveedores. Lo ideal es comprar barato y tener un buen margen en la venta. Si vas a vender un servicio, debes definir qué servicio y el precio. Si vas a tener un blog y vas a compartir tu know how (tus conocimientos, para que nos entendamos), debes definir las estrategias para construir una comunidad que te permita vender publicidad.

Ser Tenaz

Una vez que tu producto este online, no significa que los compradores comprarán desde el minuto uno tu producto. Al igual que un negocio tradicional, necesita ser esperado y mimado. Difunde tu producto a través de las redes sociales, genera contenido atractivo para promocionar tu tienda online o tu producto publicando en sitios como Amazon o Ebay. Si vendes un servicio, igual. Genera difusión para el mismo, comparte información a tus lectores a efectos de mostrarles que tú si sabes lo que estás vendiendo. Aprovecha a compartir información de tu sector, debate con otros referentes y con la competencia. No pases desapercibido. Una vez que consigas tu primer cliente repite la formula, ve por 10 clientes, y así hasta que tu negocio pueda llamarse como tal.

Internet es bueno si tú también eres bueno. Utiliza e investiga todas las herramientas disponibles que te ayuden a potencial tu negocio.